Cuando te mudas a otra tierra no solo cambias tus hábitos, sino que también adoptas nuevas costumbres propias del país que te acoge. En este artículo señalamos cuáles son las costumbres que aprendes al vivir en España

Dicen que lo mejor de emigrar es que por muy dura que sea la experiencia, al final se convierte en un camino lleno de aprendizajes y descubrimientos. Yo estoy de acuerdo con eso y me declaro aprendiz de las costumbres más bonitas de España.

Disfrutar de un delicioso pescado fresco aun cuando la hora de almuerzo es dos horas más tarde que en Venezuela; saludar a las personas con dos besos o salir de fiesta hasta el amanecer son costumbres que adquirimos al llegar a España y que muchos agradecemos.

En este artículo explicamos cuáles son las 10 costumbres que aprendes al vivir en España.

10 costumbres que aprendes al vivir en España

1. Cambias los horarios de las comidas

En Venezuela el horario de las comidas es muy diferente al de España. En nuestro país por lo general almorzamos a las 12 del mediodía y cenamos a las 6 o 7 de la tarde (aunque hay excepciones).

En España el horario de los almuerzos y cenas por lo general es más tarde, incluso hay quienes cenan a las 10 de la noche, un horario un poco difícil de asimilar durante los primeros meses.

2. Haces la compra semanal o diaria

Esto depende mucho de los hábitos que cada persona tenía en Venezuela, pero en mi caso en mi familia se hacía el mercado mensual (bueno, hace muchos años). Ahora tengo un supermercado casi al lado de mi casa y muchas veces compro la comida que necesito para el almuerzo o la cena incluso el mismo día.

En Bilbao, los jueves de pintxo pote son un plan fijo cada semana. Foto: Gysell Cobos

En Bilbao, los jueves de pintxo pote son un plan fijo cada semana. Foto: Gysell Cobos

3. Vas de tapas (o de pintxos)

En Venezuela cuando salías con tus amigos era a un sitio en concreto, pues no existe esa costumbre de cambiar de bar después de una cerveza.

En España te acostumbras a hacer un recorrido por varios bares y acompañar la cerveza con una tapa (o pintxo si estás en Euskadi).

4. Ves la previsión del tiempo diariamente

Atrás quedó el clima tropical de Venezuela, en el que si vivías en Maracaibo sabías que la temperatura jamás bajaría los 28 grados o si vivías en Caracas con mirar al cielo antes de salir sabías si sería un día lluvioso o no.

Con las estaciones del año te acostumbras a verificar diariamente cuál será la temperatura durante el día y las probabilidades de lluvia. Además, aprenderás a usar ropa para cada estación.

5. La dieta mediterránea se convierte en tu favorita

Esto no quiere decir que te dejen de gustar las arepas, los tequeños o el pabellón criollo. Pero, entre otras cosas, cuando te mudas a España utilizar aceite de oliva en todas las comidas se vuelve un hábito.

El pescado se convierte en una de tus comidas favoritas y agradeces comer saludable. También es normal que te acostumbres a los tres platos de comida (primero, plato principal y postre), cuando en Venezuela por lo general se agrupan todos los alimentos en un solo plato.

6. Disfrutas las fiestas de los pueblos

Aunque si eres maracucho llevas claro que no hay nada mejor que la Feria de La Chinita, cuando te mudas a España te das cuenta de la gran tradición de fiestas populares que hay.

En el mes de agosto hay una fiesta diferente cada semana en cada pueblo diferente, y sin gastar demasiado dinero sabes que te la vas a pasar más que bien. Las más populares son las Fallas, San Fermines o Aste Nagusia, pero los pueblos pequeños también celebran sus fiestas con música, barracas y mucho, mucho vino.

7. Saludas con dos besos

Por mucho que te resistas, al final terminarás haciéndolo. En Venezuela no solo saludamos con un solo beso en la mejilla sino que además cuando conocemos a alguien le damos la mano.

En España te acostumbras a intercambiar dos besos incluso antes de saber el nombre de la otra persona.

Cuando vives en España, salir de fiesta hasta las 3:00 am queda en el pasado. Foto: Gysell Cobos

Cuando vives en España, salir de fiesta hasta las 3:00 am queda en el pasado. Foto: Gysell Cobos

8. Las fiestas duran hasta el amanecer, literalmente

En Venezuela las discotecas están abiertas hasta las 3 de la madrugada y quien quiera continuar la fiesta debe ofrecer su casa como mínimo.

En España las discotecas suelen estar abiertas hasta las 6 o 7 de la mañana y es normal quedarse de fiesta hasta el amanecer para tomar el Metro, tren o autobús.

Y esto no es algo que no ocurra en Venezuela por la inseguridad, porque en otros países de Europa después de las 4 de la madrugada las calles quedan completamente vacías.

9. Las palabras ‘vale’, ‘joder’, ‘tío’ y ‘ostia’ forman parte de tu vocabulario

Si bien los venezolanos conservamos nuestro acento y seguimos diciendo palabras como ‘chevere’, ‘na guará’ o ‘arrecho’, cuando nos mudamos a España poco a poco vamos adoptando nuevas palabras a nuestro vocabulario.

Por eso no te extrañe cuando te sorprendas diciendo ‘vale’, ‘joder’ o ‘tío’.

10. Cada quien paga su cuenta

Para los españoles, cada céntimo cuenta a la hora de pagar la cuenta en un bar o restaurante. Esta no es una costumbre mala, al contrario, depende de cada persona y mí me parece excelente.

En Venezuela por lo general muchas personas están acostumbradas a salir y esperar que el acompañante “brinde”, que ya la próxima vez paga el otro.

Esto no quiere decir que los españoles sean agarrados, porque cuando quieren salir de fiesta o sorprender a una persona no tienen problema en gastar lo que sea necesario.

También te acostumbras a no dejar propina, algo que en Venezuela es casi obligatorio (y se ve mal que no lo hagas) y que en España cada vez se utiliza menos.

No cabe ninguna duda que todas estas son costumbres que aprendes al vivir en España llegan según las necesidades, el círculo de amigos o el ritmo de vida de cada quien. El verdadero reto es aprender de las costumbres de tu nuevo país sin perder las raíces de la patria que te vio nacer para quedarte al final con lo mejor de los dos mundos.

¿Cuál crees que son las primera costumbres que aprendes al vivir en España? ¡Deja tu comentario y participa!