Acompáñanos en este viaje por el lugar más mágico de nuestra hermosa Venezuela: el Monte Roraima

Venezuela es un país repleto de paisajes impresionantes capaces de dejar a cualquiera con la boca abierta. Tenemos selva, playas, montañas, desierto y mucho más y eso nos hace sentir orgullosos.

El Monte Roraima es uno de los secretos mejor guardados de nuestro país; aunque no es un destino al que todos los venezolanos hayamos tenido la dicha de pisar, todos soñamos con hacerlo algún día.

Y es que hablamos de una montaña de 2.810 metros de altura, localizada en la frontera entre Venezuela, Brasil y Guayana; la cima nos regala postales impresionantes, pues es una meseta de 31 km² rodeada por unos acantilados de 400 metros de altura.

El explorador británico Sir Walter Raleigh fue quien describió por primera vez esta maravilla, lo hizo en 1596 y más tarda el escritor Sir Arthur Conan Doyle se basó en estos relatos para escribir la famosa novela ‘El Mundo Perdido’.

El Monte Roraima también ha llegado a la pantalla gigante. Es el escenario de la película de animación de Up, de Pixar y Walt Disney.

Roraima es uno de los lugares más húmedos del planeta y llueve prácticamente todos los días del año, lo que da como resultado un espectáculo de numerosas cascadas de agua que caen desde la cima sobre las sabanas boscosas que rodean este paraíso.

Las mesetas del parque son consideradas una de las más antiguas formaciones geológicas de la tierra, que datan de 2 billones de años, por lo que podemos encontrar en ellas especies de flora y fauna únicas.

En lenguaje Pemón, Roroi significa “azul verdoso” y Ma significa “grandioso”; y Tepui significa “casa de los espíritus”.

El punto más alto del Monte es la Roca Maverick, a 2.810 metros, y el área de su cumbre (de 31 km²) está resguardada por riscos de 400 metros de altura por todos lados.

En la cima de la montaña crecen varios tipos de bosque, con una amplia variedad de orquídeas, bromelias y especies de plantas carnívoras.

Mucho antes de la llegada de los exploradores europeos, la Montaña ha mantenido un significado social para la gente indígena de la región, y es el centro de muchos de sus mitos y leyendas.

Paraitepuy es una población a 50 km aproximadamente de la carretera principal, último lugar hasta donde tienen acceso los vehículos y punto de partida de la excursión al monte Roraima.

Allí se encuentran las oficinas de INPARQUES en la cual hay que registrarse y en donde se pueden contratar los guías y porteadores.

Actualmente el Monte Roraima es un destino para excursionistas. Casi todo aquel que sube la montaña lo hace por el lado de Venezuela.

La mayoría de los expedicionarios contratan a un guía nativo Pemón en la Aldea de Paraitepuy, a la cual se llega a través de un camino rústico a partir de la carretera principal de la Gran Sabana, entre el kilómetro 88 y Santa Elena de Uairén.

Alternativamente es posible contratar un viaje en helicóptero partiendo desde Santa Elena de Uairén, para sobrevolar o hacer pie en la mesa.

Roraima fue el primero de los grandes tepuyes de la Gran Sabana en ser ascendido: Everard im Thurn trepó por sus laderas en 1884 a través de una rampa boscosa similar a una escalera adosada lateralmente a la pared de la meseta.

¿Has estado en el Monte Roraima?, ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¡Deja tu comentario y participa!

Fotos: Bruno Primo/Flickr