Las gaitas nacen en el Zulia, donde se escuchan todo el año en cada rincón del Saladillo y en cada esquina de Santa Lucía. Es humildad, es parranda y alegría. Sus letras, llenas de clamor y devoción por La Chinita, emocionan hasta al más ateo y algunos temas, centrados en las injusticias o las bondades de las tierras zulianas, fueron compuestos entre los años 60 y 80 por grandes grupos de gaitas y autores como Ricardo Cepeda o Ricardo Aguirre. Hoy, las gaitas zulianas todavía tienen el poder de estremecer a todo el que las escucha.

¿A quién no se le han salido las lágrimas al cantarle a la virgen unas gaitas en pleno amanecer? Para el zuliano la gaita es feria y devoción.

En Maracaibo, en la Costa Oriental del Lago, en cualquier ciudad de Venezuela o al cruzar la frontera tricolor, es imposible que a un zuliano no se le hinche el pecho de orgullo al escuchar un furro, un cuatro, una charrasca y una tambora.

Pero también para el resto de los venezolanos las gaitas es Navidad. Es reencuentro con la familia y con las tradiciones. Ninguna gaitas se parece a la otra y por eso es imposible escuchar solo una.

Por eso, cuando nos encontramos lejos de nuestro terruño y escuchamos una, el corazón se agiganta y las ganas de volver y abrazar a los nuestros no hace brotar una que otra lágrima sincera. Para matar esas ganas de escuchar gaitas, hoy te traemos una lista con 10 canciones que seguro harán llorar a cualquier venezolano en el exterior.

El templo de La Basílica - Gaitas

El templo de La Basílica es el escenario donde cada año los zulianos le cantan serenatas a su patrona la Virgen de Chiquinquirá. Crédito: David Contreras

 

1. El Ferry

“Salen de Palmarejo y de aquí de Maracaibo, el paseo más bonito navegando por el Lago. Tres riales si vais a pie y cinco bolos en carro”.

Esta canción es una de las más conocidas, compuesta por Gaiteros de Pillopo en el año 1978, narra cómo era la faena del zuliano para cruzar el Lago de Maracaibo a través del único transporte que existía antes de la construcción del majestuoso puente Radael Urdaneta: el ferry.

 

2. Sentir zuliano

Debería ser el himno de la capital Zuliana. Todos conocen la letra pero muy pocos su verdadero nombre. Esta gaita, popularizada por Cardenales del éxito en 1972, es conocida como ‘Cuando voy a Maracaibo’, sin embargo, fue registrada por su autor, Norberto Pirela, bajo el nombre de ‘Sentir Zuliano’.

Ahora que ya sabes cuál es el nombre real de esta canción tan popular puedes cantarla con más orgullo:

“Cuando voy a Maracaibo y empiezo a pasar el Puente, siento una emoción tan grande que se me nubla la mente… siento un nudo en la garganta y el corazón se me salta, sin darme cuenta tiemblo y sin querer estoy llorando (ooohh)”.

 

 

3. Sin Rencor

No todas las gaitas son para bailar. Este tema de 1978, compuesto por Neguito Borjas e interpretado por el Gran Coquivacoa, es hoy uno de los más cantados por zulianos y venezolanos. Su letra, llena de melancolía, es un claro ejemplo de que la gaita, puede ser tan parrandera como romántica.

Aquí te dejamos un pedacito de la letra de esta maravillosa canción, ¡pero eso sí, sin llorar!

“Y así siempre ha de pasar que cada vez que escuchéis, una gaita llorareis, porque en mi te hará pensar, con bellas prosas que a ti te harán recordar, todas esas lindas cosas que no pudimos lograr”

4. La grey Zuliana

Considerada el himno de los zulianos, esta canción compuesta por “El Monumental” Ricardo Aguirre en 1967, su letra es una mezcla entre la devoción por la Virgen de Chiquinquirá y la lucha de los zulianos porque el estado sea reconocido y tomando en cuenta por los políticos.

5. Pa’ que Luis

Esta gaita, interpretada por el grupo musical Gaiteros de Pillopo, está inspirada en un famoso local ubicado en el tradicional barrio Santa Lucía que lleva el mismo nombre.

El tema fue compuesto por Nelson Romero en 1987 y desde entonces, Pa’ que Luis se ha convertido en un ícono de la zulianidad, la feria y la Navidad.

Ahora que estamos lejos y no podemos tomarnos una birrita a que Luis, tenemos que conformarnos con cerrar los ojos, transportarnos a la esquina más pintoresca de Santa Lucía y cantar un pedacito de la canción:

“Vamos todos pa’ que Luis allá por Santa Lucía, la cerveza está bien fría y de allí te vais feliz, en la esquina de San Luis te espero de noche y día”.

6. Gaita buena no envejece

Esta hermosa canción fue reconocida como Gaita del año en 1996. Interpretada por Maragaita, este tema relata la verdadera esencia de la gaita zuliana. Está catalogada como una de las mejores letras, ya que transcienden y siguen siendo cantadas a medida que pasan los años.

Tampoco es gaita de baile ni parranda, sino más bien romántica y melancólica. ¡Quién estuviese debajo de una mata de mango escuchando una gaitica!

7. Mi ranchito

Si crees que tienes el corazón de piedra y todavía no has llorado con esta lista, al recordar la letra de esta hermosa gaita seguro te da por llamar a toda la familia y hasta a la vecina que hace años que no ves.

“Mi ranchito”, compuesta por “el juglar de la gaita” Ricardo Portillo e interpretada por Ricardo Cepeda y los Cardenales del Éxito, fue nombrada Gaita del año en 1993 y todavía hoy, al escucharla, nos hace mirar atrás y no debemos olvidar nunca de dónde venimos y sobre todo que la humildad siempre debe acompañarnos en cada paso que demos.

“En mi rancho está la razón de mi existencia, una historia una vivencia un ejemplo familiar, que llora cuando hay que llorar y ríe con evidencia”

8. La voy a tocar a pie

A diferencia del resto de las canciones de esta lista, “La voy a tocar a pie” es una gaita relativamente nueva. Fue compuesta en el año 2008 por Luis Escaray e interpretada por la agrupación VHG.

Su letra, jocosa y parrandera, hace énfasis en como el género ha cambiado y ha incorporado instrumentos musicales como el bajo o la guitarra eléctrica que han hecho que ahora la gaita suene diferente.

La gaita es furro, maracas, cuatro, charrasca y tambora…¡Y no se diga más!

“Es que mi gaita cuando suena bien suena tan tan tan tan tan tan tan tan tan buena, no lleva piano, no lleva bajo, es tradicional, camina descalza por donde quiera, y ahora los niños la están cantando y la van llevando por Venezuela”

9. La Ciudad más bella

Interpretada por Ricardo Portillo y los Cardenales del éxito, esta gaita galardonada en 1990 como la mejor del año, es una radiografía de los aspectos más hermosos que caracterizan a la región zuliana y su capital, Maracaibo.

No hay zuliano que no la cante y no hay maracucho que se sienta orgulloso de haber nacido en la tierra de los mejores gaiteros. Al escucharla, es imposible no recordar las tradiciones que aún se conservan y aquellas que con el tiempo se han perdido.

“Esta es la ciudad más bella, que existe en el continente, tiene lago, china y puente, gaita y hospitalidad, tiene el calor y la gente de más alta calidad”

10. Nostalgia decembrina ( gaitas )

Sin duda el broche de oro de nuestra lista. Esta canción, interpretada por la agrupación Birimbao, refleja perfectamente lo que siente cada maracucho, cada zuliano y cada venezolano que se encuentra lejos de su tierra en Navidad.

A cualquiera se le arruga el corazón con solo leer la letra, así que te dejamos un pedacito de ella y lo dejamos hasta aquí, no sea que te dé por agarrar tus maletas y volver a tu terruño.

“En noche de navidad y debiera estar feliz, y ya ves que no es así porque no estoy en mi hogar, no dejo de recordar mis viejos y mis hermanos, y me siento tan lejano que quisiera regresar”

¿Cuál es tus gaitas favorita?, ¿cuál crees que debemos incluir en nuestra próxima lista?