Venezuela está llena de lugares paradisíacos con paisajes increíbles. Y aunque hay muchos sitios turísticos por excelencia, otros permanecen todavía casi en secreto. ¿Sabes cuáles son?

Los médanos de Coro, las playas de Margarita, el casco histórico de Caracas o las plazas de Mérida… todos estos sitios representan el turismo en Venezuela y nos traen a la memoria los mejores recuerdos de las vacaciones en familia durante Semana Santa, Carnaval o año nuevo en nuestro país.

Sin embargo, hay algunos lugares de Venezuela que todavía permanecen casi en secreto, quizás por lo complicado que resulta llegar, o porque sus habitantes prefieren que estos espacios se mantengan vírgenes y lejos del bullicio turístico.

A continuación, te mostramos algunos lugares hermosos, llenos de paz y paradisíacos que muy pocos han tenido la dicha de disfrutar…

1. Iglesia San Agustín

La iglesia de San Agustín es un templo católico que parece sacado de un cuento de hadas. Se encuentra ubicado en Caripe (estado Monagas) y su fachada principal y paredes están completamente cubiertas de hiedra.

Fue fundada en el año 1972 y actualmente se le conoce como “Templo de Hiedra”. En su interior se encuentran imágenes de San Agustín de Hipona, del Divino Niño, del Nazareno, de la Inmaculada Concepción, de San Judas Tadeo, de la Divina Pastora, de la Rosa Mística y de Cristo en la Cruz.

El dinero para su construcción provino de varias colectas hechas por los moradores del pueblo y la colaboración del gobierno del municipio.

Iglesia de San Agustín, Caripe.

2. Hundición de Yay

Muy cerca de Sanare se halla el pueblo de Yay, un sitio natural, arqueológico, palenteológico e histórico del país.

Además de su gran atractivo colonial, el secreto mejor guardado de Yay es un mini desierto de 10.000 metros cuadrados que guarda las leyendas más insólitas del pueblo. Si todavía no te han contado ninguna, nosotros lo hacemos:

Cuenta una leyenda que en este árido espacio existió un poblado de hombres y mujeres libertinos, desobedientes de los preceptos religiosos. Advertidos por la fuerza divina de que duros castigos llegarían si su actitud no cambiaba. Un anciano se presentó uno de esos días de fiesta pidiendo agua; nadie lo socorrió, excepto una joven piadosa a quien el anciano le dijo que saliera del lugar pues en él no quedaría nada.

La única advertencia consistía en no voltear la mirada hacia las calles de su poblado, de lo contrario quedaría convertida en piedra. La muchacha no pudo evitar mirar y fue así como su cuerpo se fundió con el suelo y el próspero pero indecente caserío se hundió dando paso a esas formaciones que hoy en día representan el mayor atractivo turístico de la zona.

Hundición de Yay, estado Lara.

3. Archipiélago Los Testigos

Venezuela es conocida mundialmente por sus playas paradisíacas, azules y cristalinas. Pero a pesar de que cada vez que hay un puente, vacaciones o una oportunidad para viajar, las playas se llenan de turistas, el Archipiélago Los Testigos no es tan concurrido.

Está conformado por ocho islas y se encuentra al noroeste de la Isla de Margarita. Allí los visitantes pueden disfrutar de una playa casi privada, degustar la langosta fresca, asombrarse con el avistamiento de ballenas, hacer snorkeling o practicar buceo para observar la gran diversidad de peces y corales.

Archipiélago Los Testigos.

4. Potosí

La historia de Potosí, ubicado en el estado Táchira es simplemente increíble. Se trata de un pueblo fundado hace más de dos siglos y en 1984 fue desalojado para dar paso a la construcción de un complejo hidroeléctrico.

El hecho es que en la actualidad, debido al cambio climático, la sequía y otros factores, la represa no está en completo funcionamiento, lo que da como resultado el avistamiento de las ruinas del antiguo pueblo.

Hoy en día pueden verse en la superficie la fachada de una Iglesia dedicada a San Isidro Labrador, los vestigios del cementerio y algunos bloques de lo que alguna vez fueron viviendas.

Potosí, estado Táchira.

5. Cubagua

Esta isla, cada vez más conocida, es uno de los lugares más paradisiacos de Venezuela. Su historia es tan interesante como cristalinas son sus aguas; todo comienza en el año 1500, cuando un marino italiano establece una ciudad en la Isla para dar a inicio a la explotación de pesquerías de perlas.

Cubagua es considerada el primer pueblo fundado por los españoles en Sudamérica y la primera ciudad de Venezuela. Se dice que un huracán y terremoto ocurrido en 1541 hizo que la ciudad fuese desalojada en su totalidad y posteriormente “se volteara”, por lo que hoy al recorrer la isla se observan en el suelo restos de corales y suelo marino.

Cubagua, estado Nueva Esparta.

6. Ensenada Honda

Ensenada Honda es una de las playas más desconocidas de la geografía venezolana, con aguas cristalinas, pocas olas y arena blanca.

Está situada en el Golfo de Cariaco y la rodea un peculiar pueblo de pescadores que lleva el mismo nombre. En el pueblo han sido construidas casas espectaculares, con una arquitectura elegante y de aires mediterráneos.

Ensenada Honda.

7. Cabo Negro

Cabo Negro es conocido como la punta norte más oculta de la Isla de Margarita. Se trata de un paraíso con aguas turquesas espectaculares y un paisaje capaz de dejar a cualquiera con la boca abierta.

Cabo Negro, estado Nueva Esparta.

8. Ologá

En la cuenca del lago de Maracaibo, se produce un fenómeno increíble: el relámpago del Catatumbo. El Zulia posee el Récord Guinness por ser la región con mayor concentración de relámpagos en la Tierra.

El lugar perfecto para contemplar tal belleza es Ologá, un simpático pueblo de agua en el que todavía sus habitantes se transportan en pesqueros, lanchas y pequeñas embarcaciones.

Ologá, estado Zulia.

9. Ensenada de Tuja

En el estado Aragua se encuentra un paraíso que lleva por nombre Tuja, con aguas cristalinas y tranquilas. Quienes han visitado este maravilloso lugar dicen que incluso pueden encontrarse pozos con toboganes de agua naturales.

Ensenada de Tuja, estado Aragua.

10. Punta Delgada

La Isla Tortuga es la segunda más grande de Venezuela y alberga una playa increíble que lleva por nombre Punta Delgada.

La dificultad para llegar a la isla (puesto que no existe una ruta comercial en barco) hace que el sitio sea muy poco conocido. Una vez allí, los visitantes pueden dormir en carpa y disfrutar de las maravillas de la naturaleza.

Punta Delgada, Isla La Tortuga.

¿Conoces otros sitios escondidos donde apreciar las maravillas de Venezuela? ¡Deja un comentario!